sábado, 5 de diciembre de 2015

La pérdida de la inocencia "RELATO"

Esta es la historia intimista, personal y real, aunque increíble, de cómo sin saberlo perdí mi virginidad a manos de mi prima Noelia.
Por aquel entonces yo contaba con 17 años recién cumplidos, y de la vida no sabía nada. Era un niñato, más inocente que una mosca y tímido. Claro está, mi vida sexual era inexistente y solamente quedaba al descubierto algunos días cuando me levantaba con los calzoncillos húmedos de algo pringoso o cuando se me levantaba la polla por algún motivo que aún desconocía.

Y en esto entra mi primita, Noelia, la más pícara de las mujeres, que me abrió la puerta al mundo de los juegos adultos (por cierto bastante mejores que los de los niños).
Noelia tenía por aquel entonces 25 años, era (y es) morena, con ojos castaños, 1'73 de altura, con el peso justo para su altura, pechos del tamaño de una mano, culo bonito en forma de corazón, en general, un cuerpo esbelto y ligero.
Todo comenzó cuando fui a casa de mis tíos a ver a Pedro, mi otro primo y hermano de Noelia, y descubrir a mi llegada que se había ido con mis tíos a pasar el día fuera, ya que era verano y vivíamos cerca de la playa.

Noelia me invitó a pasar. Aún recuerdo lo que llevaba ese día. Vestía la parte superior de un bikini naranja, de forma triangular y con pequeñas cuerdas que se juntaban en su espalda, junto con un pantalón corto y ajustado y unas chanclas. Yo por mi parte vestía la típica camiseta de manga corta, bermudas y deportivas.
Nos sentamos juntos a charlar en un tresillo y me invitó a una limonada casera que contaba con un ingrediente especial (a día de hoy aún no ha querido desvelarme que era) cuyo sabor era totalmente eliminado por el sabor agrio y dulzón de la limonada. Me lo bebí de un solo trago y empezamos a charlar.
Hablamos de mis estudios, sus estudios (estudiaba psicología) y de cómo nos iba en general. Descubrí por sus palabras que todo le iba bien, excepto en temas amorosos, diciéndome que los hombres no la comprendían y que era una mujer libre para todo. Divagaciones a las que yo le presté poca atención. Al rato de estar hablando, sin saber porque motivo, mi mirada empezó a repasar su figura de arriba abajo, disimuladamente y tranquilamente. Me fijé en sus tetas pequeñas y apetecibles....y cuando levanté la mirada ella me miraba a los ojos.
- ¿Que miras? - .....- contesté lo primero que se me ocurrió - Tu bikini...me gusta mucho. - Sí, pues mira.

Se levantó y se bajo los pantalones bajo mi atenta mirada, dejando al descubierto un pequeño y minúsculo tanga naranja que apenas le tapaba.
- ¿Te gusta?
Me quedé mirándola fijamente hacia el triangulo invertido que el tanga formaba al finalizar sus piernas y en lo finas que tenía sus piernas. Ella con sonrisa pícara (después lo entendí todo) se dio la vuelta y me plantó su culo a escasos centímetros de mi cara pasmada. Mientras observaba como un hilo de tela se sumergía entre sus nalgas, noté cómo mi entrepierna iba creciendo de tamaño, sin yo poder evitarlo y sin saber qué hacer. Ella se dio la vuelta y disimuladamente dejó caer sus pantalones al suelo, a lo que se agachó a recogerlo poniéndose de cuclillas con las piernas abiertas ralentizando sus movimientos. Mi mirada se dirigió de forma inconsciente hacia su sexo, tapado mínimamente por su tanga, y mi polla dio un brinco empalmándose totalmente.

- ¿Qué?. ¿Te gusta?.
No contesté, me limité a mirar al suelo mientras ella se sentó otra vez a mi lado.
- ¿Qué te ocurre?.
Seguía sin contestar...me incorporé hacia delante para disimular mi empalme. Yo, que nunca había pensado en sexo cuando hablaba con una chica. Y que aún, ignorante de mí, tenía una visión platónica del amor. Y ni tan siquiera sabía qué hacer con una chica a solas (y había tenido oportunidades).
Noté su mano encima de mi hombro mientras me empujaba hacia atrás. Yo estaba enrojecido sin saber qué hacer.
- Nn...nada...no me ocurre nada. - pude decir con esfuerzo mientras la miraba de reojo.
- Ah ¿no?...y eso. - Me quedé mirándola mientras ella con una mirada pícara me señalaba mi polla, toda empalmada y queriendo salir del bermudas.
Volví a agachar la cabeza. Si me levantaba, mi polla aún reluciría más. Así que opté por permanecer sentado.
- ¿Es eso lo que te preocupa?...tranquilo...¡contéstame!.
Después de largo rato asentí con la cabeza.
- A ver...déjame mirar.
Noté una mano encima de mis muslos que avanzaba hacia mi polla. Cuando se posó sobre ella empezó a tocarla de arriba abajo, recorriéndola en su longitud. Yo brincaba a cada recorrido que me hacía, apretándome más hacia el respaldo, hundiéndome en la colcha.
- Tranquilo. Relájate.
Ella seguía apretando y recorriendo mi polla ahora con sus dos manos. Yo seguía hundiéndome más y más en mi respaldo, notaba un calor que empezaba en mi polla y me recorría el cuerpo desde los pies hasta la cabeza.

- Vaya, vaya, vaya. Tienes una buena inflamación. Tendrás que bajarte los pantalones y que te la calme.
Escuché sus ahogadas risitas mientras me quitaba el nudo y me bajaba los pantalones. Hice un amago de incorporarme, pero ella me empujó hacia atrás y con una mirada pícara y una sonrisa diabólica me paró:
- Tranquilo primito...será un verdadero placer.
Yo no sabía qué hacer, me limité a obedecer. Me bajó y quitó los pantalones por completo.
- Ahora adelanta tu culo hasta el borde del asiento, abre y estira las piernas y suelta la tensión de tus brazos mientras te quito la...."inflamación" - se relamió los labios y sonrió.
Hice caso a todas las indicaciones. Pues no sabía qué hacer, incluso dentro de mi ignorancia temía que esa inflamación fuese mala.
Ella empezó a cogerme la polla con las manos, moviéndome la piel y mostrando y ocultando suavemente mi capullo. Mi polla era en ese momento el centro del mundo, y repartía sensaciones a lo largo de mi cuerpo que me hacían tensar los músculos de las piernas, nublar mi cabeza y respirar agitadamente. Ella continuaba masajeando mi polla y mis huevos suavemente.

- ¡Qué dura la tienes !. y bastante larga...muy bonita...te va a gustar...y a mí. - Me iba diciendo todas estas cosas mientras sus manos empezaban literalmente a masturbarme. De repente se levantó de mi lado, me abrió las piernas, se arrodilló en medio sentándose sobre sus piernas, me la cogió con la mano izquierda, acercó sus labios a mi polla y empezó a besarla, lamerla y morderla. Me volvía loco. Extrañas sensaciones notaban mi cuerpo y mi mente, no sabía describirlas, pero me gustaba.
- ¿Te gusta?.- me leyó el pensamiento. - Ssss....¡sí!. ufff.ffff - contesté como pude. - Pues ahora veras lo que es bueno.

Se metió media polla en su boca. Una humedad suave se apoderó de mi polla. Su lengua jugaba y lamía mi polla y sus labios me acogían mientras me apretaban. Su mano estiraba mi polla desde la base y su boca empezaba a meterse y salirse de mi capullo mientras sus labios me apretaban. Empezó a aumentar el ritmo. Yo me cogí a la colcha del tresillo fuertemente, sabía que algo iba a suceder. Mi mente se nublaba medio mareada. Entonces ocurrió. Tras un gemido largo, mi cuerpo liberó chorros de energía a través de mi polla, para después nublar completamente mi cerebro y llegar incluso al mareo. Me quedé hecho polvo mientras mi prima me limpiaba la polla de ese espeso líquido que me acompañaba en algunos despertares. Sin saberlo, había tenido mi primera corrida.
Me quedé mirando al techo, sin saber nada, sin escuchar nada, en otro mundo, maravilloso y distinto. Mis músculos no respondían a sus señales y yo no sabía qué sucedía.
- Vaya, creo que me he pasado con la dosis. - Q..qu..qué?.- intentaba volver en mí, que mi cerebro descendiera de las alturas. - No, nada. Que estas hecho una fiera. Tu pollaza aún quiere más guerra. Ahora me toca a mí.
Se quitó el tanga y me lo tiró a la cara. Mi cara lo recibió sin enterarse aún, pero mi olfato distinguió un olor extraño, fuerte y excitante, y mis labios notaron la humedad del tanga.
- Como aún sigues inflamado - me dijo entre risas - no tengo más remedio que actuar definitivamente. Échate un poco hacia atrás...
La obedecí sin saber ni por qué. Ella se acercó, apoyó una rodilla a mi derecha y la otra a mi izquierda. Dejó a mi vista su pequeño coño depilado, con una pequeña y simpática mata de pelo. Me quedé observándolo atónito. Se quitó la parte superior del bikini y me quitó la camisa.
- Dame una mano.

Le alargué mi mano derecha. Ella la cogió, lamió mis dedos y la puso sobre su pecho izquierdo, moviéndola. Yo apretaba un poco, con miedo, y manoseaba sus pezones. Me gustaban sus tetas. Noelia me cogió la otra mano y la acercó a su coño. Pude notar el calor que desprendía, la suavidad de su piel y la humedad que se notaba. Escogió uno de mis dedos y lo introdujo en su coño. Lo metía y sacaba tranquilamente dentro de sí.
- Continúa tú. Tócame mis tetas y mi coño.
Empecé a tocarle las tetas e introducirle un dedo de forma automática pero muy sensible. Le apretaba cada vez mas las tetas y pellizcaba sus pezones. Como vi que le gustaba (se excitaba), empecé a meter otro dedo en su agujero húmedo. Ella se movía y me miraba mientras con sus manos tocaba la polla y mi pecho. Me cogió del cuello y me acercó hacia sus tetas, restregándomelas por la cara. Yo lamía sin saber dónde. Me empujó hacia atrás.
- Ahora verás lo que es bueno. Vas a gozar con tu primita. Vamos a follar como locos.
Se incorporó, me cogió la polla con una mano y la dirigió hacia la cueva que mis dedos habían explorado y la introdujo suavemente.Una oleada de humedad, calor y presión se apoderó de mi polla.

Después de introducirla completamente varias veces, empezó a moverse sin cesar en un movimiento circular, con un rápido volteo de su cintura. Sus brazos se apoyaban en el respaldo. Yo empezaba a notar sensaciones parecidas a mi primera corrida, sin ser tan bruscas. Mis manos en vez de apretar el colchón del sofá, le apretaban sus tetas mientras iban y venían en su dulce movimiento. Noelia bailaba encima de mí, gimiendo y soltando bruscamente el aire. Yo la contemplaba y disfrutaba mientras mi polla entraba, salía y se encharcaba en un mar de flujos y sensaciones que nunca había probado, pero no cabía duda de que era algo maravilloso.
- Oooo...mmm..aguantaaaaa.....diossss....bufff.

Mi prima gozaba a lo grande mientras saltaba y saltaba sin cansarse.
- ¡¡¡Diosss!!!. ¡¡¡Voy a corrermeeeeeeeeeee !!!. ¡¡¡Oh !!! - Y supongo que se corrió, porque noté cómo su vagina se contraía apretando mi polla y que una oleada caliente de flujos se prendían a mi polla, saliendo hacia el exterior y resbalando por mis piernas hacia el suelo.
Noelia se arqueó hacia atrás, como si cayese y después descargó todo el peso de su cuerpo sobre mí, abatida y sonriente. Había sido estupendo.
Al rato, se levantó sacando de su coño mi polla aún empinada (no me había corrido), se agachó y empezó a masturbarme salvajemente la polla. Mi capullo aparecía y desaparecía a velocidades increíbles. Noté que me iba a correr.

- ¡¡¡Offffff.f.mfmfmfmfmmmmmmmfmmmoooooooo !!! - Introdujo mi capullo en su boca y recibió todo mi semen, mientras yo cogía su cabeza con dos manos, me hundía otra vez en el sofá y arqueaba mi espalda. Se tragó el semen, me limpió la polla de los restos, se acercó y me besó en los labios, introduciendo su lengua por mi boca.

sábado, 14 de noviembre de 2015

RELATO EROTIKO "UN SHOW ESPECIAL"

Me llaman Loli, soy una mujer muy especial a la cual no me gustan las cosas normales como a cualquier otra mujer. Yo prefiero todo lo salvaje, sádico, y depravado al momento del sexo, puedo estar en una cama o en cualquier otro lado para mí no tiene mucha importancia.
Esta noche comenzaba un show porno en un cabaret; había organizado todo para no tener ningún imprevisto.

El espectáculo comenzaba con música de rock, y yo aparecía casi desnuda, solo con las botas bucaneras negras de charol con tacones de acrílico bien altos, un portaligas con medias rojo, por supuesto todo de latex, atada sobre el lomo de un toro, fuertemente sujetada con cadenas y tiras de cuero, luego ingresaban tres hombres de cutis negro y de gran contextura física, los cuales sacudían unos látigos para acercarse hasta donde me encontraba y comenzaban a azotarme.

Luego de un buen rato de estar azotándome los tres hombres la espalda y principalmente el culo con gran fuerza; uno de ellos me penetraba por la vagina, dando fuertes estacadas, los otros dos hombres me colocaban cada uno sus vergas en la boca para que yo las chupase.
Al rato de estar golpeando dentro de mí culo el negro con su gran verga me derramo una buena cantidad de semen dentro del culo y por la espalda; Los espectadores estaban aullando y desbordados por el espectáculo, unos segundos después el otro hombre me acabo toda su ración dentro de mí boca, y el otro fue rápidamente al culo, dando un par de estacadas para cambiar a la vagina y desahogar toda su verga.

Yo seguía atada al lomo del toro cuando uno de los negros invito a subir a varios espectadores, los cuales tomaron los látigos primero para azotarme el culo, hasta que uno de ellos no pudo contenerse mas, se bajo los pantalones y me penetro por el culo colorado de los latigazos que había recibido; luego de un pequeño tiempo el dichoso espectador acabo dentro de mí culo.
Los negros se dispusieron a desatarme de mí prisión, para cambiarme esta vez de postura, fui tomada de los brazos y atada a unas cuerdas que colgaban de cada punta del escenario y me abrieron las piernas para atármelas a unos grilletes del piso. Una vez terminada esta tarea yo podía ver al publico, los espectadores que se encontraban en el escenario comenzaron a azotarme pero esta vez no solamente mí culo sino también mí vagina y mis pechos; a cada latigazo era respondido por un gemido de placer y dolor.

Los espectadores luego de un rato de incesante aporreo decidieron penetrarme uno por mí vagina y el otro por el culo, estos de la excitación que tenían daban fuertes estacadas para poder disfrutar de la posibilidad de hacer cuanto quisieran sin que nadie los interrumpiera.

El show que había comenzado a las 21:00 horas se prolonga hasta las 5:30 de la mañana del día siguiente, ya que todos los espectadores que se encontraban en el espectáculo pudieron participar del show, yo pude llegar a tener sucesivos orgasmos en toda la noche, cuando por mí cuerpo pasaron una buena cantidad de espectadores que me penetraron por mí vagina y mí culo, quedando sumamente dilatada y agotada después de semejante fiesta, como el show fue un éxito decidieron contratarme para todos los miércoles del mes; lo único que pedí fue que se le agregaran tres compañeros mas para el show.

sábado, 17 de octubre de 2015

ENCUENTRO CON MI CUÑADA "RELATO EROTIKO"

La historia me ocurrió el verano pasado. Estábamos de vacaciones en el piso de la playa y vinieron a pasar unos días la hermana mayor de mi mujer que tiene unos 46 años, cinco mas que Marta, y su marido que viven en una ciudad del interior.
Una mañana que Marta había salido a hacer unas compras y mi cuñado a pescar estaba en la terraza leyendo el periódico cuando sentí ganas de orinar.
No podía aguantar mas me estaba orinando y fui rápidamente al baño
Entre precipitadamente y allí estaba mi cuñada peinándose. Con su camisón verde manzana de raso corto hasta medio muslo y escotado que en el espejo se veían, se adivinaban mas bien los hermosos pechos que tenia.

Perdona balbucee no sabia que estaba ocupado
Tranquilo entra estaba terminando.
Es que me estaba orinando.

Tranquilo puedes hacer no me importa. No mirare- y se rió
Un poco cortado de espaldas a ella me puse a orinar
Me di cuanta que por el espejo me veía como yo le veía a ella.
La verdad se me había levantado al mirarla y me costaba orinar.
Seguí mirando de reojo mientras poco a poco orinaba
Vi que ella hacia lo mismo y que de reojo también me observaba a mí.
- Igual se pone celosa tu mujer si ve que estamos metidos aquí en el baño los dos - dijo
O tu marido - contesté
Ese ya no se pone celoso por nada ya se ha olvidado de mí.

Como dices eso mujer- conteste mientras trataba de acomodarlo dentro del pantalón cosa que dado su estado no era fácil
Por? - preguntó mirándome como me vestía
No porque de una mujer así no se olvida nadie
Ah no?. Eso te parece?
Claro eres muy atractiva. Una mujer madura pero muy atractiva
Gracias cuñado muy amable
Es cierto así es. Así me lo pareces
Igual te lo parezco porque has venido un poco excitado no? Dijo con una mirada hacia mi pantalón
Por?
Porque he visto que estabas un poquito .........Te costaba orinar de cómo estabas..... no?
No lo estaba lo que pasa es que al verte así
Así como?
Pues con ese camisón tan sugerente
Ah sí?
Si con ese camisón y así estas muy sexy
Pues en Carlos no produce el mismo efecto te lo aseguro. Te gusta entonces la cuñada no? - y se rió
Claro Ya te lo he dicho.
Tampoco tu estas mal eh?. Con ese pantaloncito de deporte estas muy atractivo. Y lo que he visto mi hermana no lo debe pasar mal - y se volvió a reír
Yo estaba bastante apurado y algo cortado mi pene no dejaba de moverse excitado y la situación era bastante embarazosa.

No crees que tengo los pechos ya algo caídos- me dijo poniéndose de frente a mí y sujetándoselos un poco
Casi me da un infarto. Tiene unos pechos fantásticos grandes y duros y como un resorte mi pene se endureció por segundos
No me salía ni la voz
Di algo no me sentara mal que lo digas - me dijo
Los tienes estupendos Tienes unos pechos de admirar
Que exagerado Lo fueron pero se han quedado algo blanditos con los hijos y la edad
Y poniéndose frente a mi cerca enfrente de mi de espaldas al espejo me cogió la mano y se la llevo hasta su pecho. Al hacerlo un tirante del camisón cayo sobre el brazo dejando ver mas el pecho.

Ves antes estaban mucho mas duros
Mi pene salto dentro del pantalón sin remedio El bulto que marcaba no se podía disimular.
Se acercó, con su mano agarrándome la mía sobre su pecho, hasta pegar su cuerpo al mío
Yo creo que siguen estando muy duros - le contesté
También tu sigues estando muy duro - dijo ella
Y pego su cuerpo al mío Sentí su vientre aprisionar mi pene entre los dos
Con mi hermana en la playa que vas a hacer para quitar esta hinchazón? - me preguntó
Yo no contesté. No sabia que decir. La hermana mayor de mi mujer allí y en esa situación.
Quieres, ya que no esta ella, que te ayude? - dijo mientras con un suave movimiento de caderas acariciaba mi pene contra su vientre

No pude mas y cogiéndola por los hombros la acerque a mí. La apreté contra mi cuerpo. En ese momento sentí sus pezones duros y grandes bajo la fina tela del camisón clavarse sobre mi pecho desnudo.
Ella acercó su boca a la mía mientras me rodeaba por la cintura y se aferraba a mí
Busque sus labios entreabiertos y los pose sobre ellos
Sus labios húmedos acogieron los míos con excitación. Movía sus caderas suavemente y mi pene acariciaba su vientre.

Mi lengua recorría sus labios esperando encontrar la suya. Los abría poco a poco Con suavidad rozábamos los unos con los otros.
Mientras acariciaba con sus manos mi espalda y yo bajando mis manos por la suya llegaba hasta sus nalgas
Su culo era una delicia duro, respingón. No era una niña pero mi cuñada esta fantástica.
Mientras encontraba su lengua cálida buscando la mía mis manos acariciaba sus nalgas, recorría todas ellas sintiendo la dureza la maravilla de aquel culo.

Con mis manos iba recogiendo el corto camisón que por el espejo veía apenas llagaba por debajo de su trasero. Poco a poco lo recogí hasta dejar al descubierto sus bragas en el espejo. Unas bragas negras de raso que terminaron de excitarme al máximo al verlas.
Notaba la excitación de ella también, su lengua recorría cada rincón de mi boca intentaba aprisionar la mía. Metí mis manos por la cintura de sus bragas bajas y comencé a bajarlas, sus nalgas quedaban al descubierto Mis ojos clavados en el espejo las contemplaban. Preciosas duras blancas, marcando el color del sol que no habían recibido.

Me comenzó a morder el cuello Su lengua lo recorría hasta mis orejas. Yo comencé a hacer lo mismo mordisqueaba sus orejas chupaba su cuello. Notaba como se estremecía con ello como lo hacia yo.
De un movimiento brusco me bajo los pantalones. Mi pene salto como un resorte al ser liberado. Se separo lo contempló y cogiéndolo con fuerza con su mano empezó a acariciarlo subía y bajaba la piel dejando libre la cabeza. Yo creí que me correría de un momento a otro.
Termine de bajarle las bragas a medio muslo. Me separe de ella haciéndola soltar mi pene para no correrme. Me arrodillé y subiéndole el camisón comencé a lamerle su conejo. Unnnnnnnmmm negro velludo Con sus labios abiertos ya muy húmedos mi lengua saboreaba sus jugos , dulces , salados...
Ella abría sus muslos quería que llegase bien a ella. Con su mano termino de bajar el tirante de su camisón y dejo su pecho al descubierto para empezar a acariciarlo, para con las yemas de sus dedos recorrer sus pezones que duros aprecian querer reventar.
Empezó a respirar rápido entrecortada y apretaba su raja contra mi boca. Yo que había encontrado su botoncito lo lamía con la punta de mi lengua hacia círculos sobre él. Empezó a contraerse a juntar y a separa su conejo de mi boca hasta que se vino entre gemidos y contracciones.

Me miro con ojos de placer con ojos de haber gozado con ojos de deberme algo. Me sentó sobre la taza del baño y comenzó a lamer mi pene rápidamente se volvió a poner duro. Su boca lo recorría se escondía en ella y volvía a aparecer. Su lengua se paseaba por la cabeza ansiosa excitada. Se incorporó cogiéndomela con su mano se la acerco mientras se sentaba sobre mí. Casi sin notar estaba dentro de mi cuñada. A horcajadas sobre mi comenzó un baile de subir y bajar sobre mi pene. Sentía el calor la humedad de una cuñada caliente excitada que gozaba conmigo. Sentía mi pene clavarse en su raja, en el coño de la hermana de mi mujer. No tarde mucho en comenzar a vaciarme en ella, empecé a llenar de leche su coño que ávidamente me lo tenia atrapado.

Espera - decía - espera quiero llegar contigo. estoy muy bien
Y acelerando mas el ritmo se vino otra vez. Allí sentada sobre mí con mi pene clavado es ella y besándonos con furor.
Fue un polvo fantástico yo me sentía extenuado y creo que ella también.
Se quedó con su cabeza reposando sobre mi hombro y con mi pene en su interior. Así estuvimos varios minutos hasta que separándose dijo
Cuñadito ha estado muy bien. Hacia tiempo que no lo hacia tan bien.
Se levantó y dijo:

- Mi hermana tiene suerte de tener un marido así. Ahora tendré que ducharme otra vez y tu también es mejor que te laves no vayas a dar pistas ummm
Se quitó el camisón y entonces la vi entera desnuda por primera vez y otra vez volví a sentir que me ponía duro de nuevo. Ella se dio cuenta y dijo
Cuñado no creas que lo siento pero por hoy se ha terminado están por volver mi hermana y tu cuñado así que lávate y salgamos.
No ha sido la ultima pero es un encuentro que recordare siempre

anonimo 

domingo, 6 de septiembre de 2015

La noche más caliente "relato ereotiko"

Hola que tal soy Eva de nuevo y voy a contar lo que sucedio con mi amiga Nuria.El relato lo he escrito yo pero,la protagonista principal es ella.Pero,ella no se atrevia a describir lo que paso asi que me dejo que yo lo hiciese.
Trata sobre algo que le ocurrió una noche, concrétamente era el día de su cumpleaños (cumplía 18). Nadie lo sabe, excepto los que estábamos allí presentes : mi hermano, mi amiga y yo.
Hola,que tal,actualmente tengo 20 años. Por cierto, me llamo Nuria, y voy a contar lo que sucedio el dia de mi cumpleaños con mi amiga Eva y su hermano Juanje.

Me describiré físicamente para que os hagais una idea : rubia, pelo largo, 1,70 de estatura, 56 kilos, 90 de pecho, ojos marrones... y como persona soy bastante extrovertida y dicharachera.Y curiósamente, hay veces que voy con mi amiga Eva por la calle y nos miran a las dos como gemelas. Esto tiene una explicación, y es que nos parecemos las dos mucho.Eva,es igual que yo,misma estatura,casi las mismas medidas pero,tiene mas pecho que yo y es morena y no porque lo diga yo pero es muy sexy.Ademas,las dos somos de ese tipo de mujeres que suelen usar ropas ceñidas y grandes escotes.

Ah, se me olvidaba deciros que mi amigo Juanje también esta muy bién físicamente. Es bastante alto (1,82), pesará sobre 90 kilos, y luce buenos músculos de toda la vida ha sido aficionado a practicar deportes.
Bueno,todo ocurrio cuando mi amiga Eva y su hermano Juanje,me invitaron unos dias a su chalet porque me encontraba un poco deprimida por una relacion que habia roto hacia unos dias.Asi que ellos, me invitaron a pasar unos dias en el campo y asi olvidarme un poco de ese tema.Llegue a su casa,y me recibieron muy alegremente y dandome las gracias por pasar un rato con ellos.Despues de un rato,ellos dos se fueron a hacer unas compras al supermercado mientras yo desahacia el equipaje.
Al rato,me fui al salon y me puse a ver la tele.Vi que habia puesta una pelicula en el video y me dispuse a verla.Al darle al Play,veo en la pantalla una cosa que me dejo helada pero a la vez me excito un poco.Vi a mi amiga Eva chupandole la polla a su hermano y mas escenas de otras posiciones de ellos dos.En resumen, la cinta contenía escenas de sexo grabadas por ellos mismos.Yo me quede alucinada viendo esas imagenes...no me lo podia creer...mi amiga Eva y su Hermano Juanje...estaban jodiendo

Viendo esas imagenes,comenze a tener fantasias sexuales con ellos.Me los imaginaba a ellos y a mi en plena orgia.Me imaginaba a mi amigo Juanje,haciendolo conmigo mientras su hermana me chupaba las tetas o mi coño o viveversa o,las dos chupandole a el su hermosa verga...me puse tan mojada,que tube que masturbarme alli mismo,
acariciando mis pechos y pezones y sobando mi clitoris que se ponia cada vez mas grande...asi estuve un rato hasta que me llego un orgasmo increible.

Despues de eso,vinieron mis amigos.Nos pusimos a comer y el dia tanscurrio muy normal.Por la tarde,vino un primo de ellos y nos fuimos los cuatro a una dsicoteca a
celebrar mi cumpleaños.Cuando llevabamos un buen tiempo entre pubs y discotecas,mi amiga Eva comenzo a encontrarse un poco mal asi que su hermano y ella se fueron para la casa.Yo por mi parte,me quede con su primo mas tiempo y me dieron la llave de la casa
Despues de un rato en la discoteca, me fui para la casa y entré sigilosamente para no hacer ruido. Me quité la ropa en mi habitación y me dirigí al servicio para quitarme el maquillaje y lavarme los dientes. Allí, me pareció escuchar unos ruidos que provenian del dormitorio mas grande que habia en la casa,Al principio oi solo la voz de Eva pero seguidamente oi a su hermano hablar con ella.
Salí de mi habitación procurando hacer el menos ruido posible, y me puse a espiarlos. Me sentía excitada de solo pensar en lo que iba a ver. Al estar la luz del pasillo apagada yo lo tenía más fácil, ya que era muy raro que me pudiesen ver entre la oscuriodad, ...pero yo a ellos sí que los ví perfectamente!.

Mi amigo Juanje se encontaba tumbado en la cama, totalmente desnudo, y su hermana de rodillas e inclinada hacia adelante le chupaba toda la verga. La jodia se la tragaba toda, de vez en cuando se la sacaba de la boca para dedicarse a sus huevos, lamiéndolos alternativamente a la vez que con la mano le hacía una paja. Me puso a cien ver como a ella se le formaba una bola en la mejilla cuando el rabo le entraba en la boca, y como con su mano izquierda se agarraba el pelo para que no le estorbara en su labor mamatoria, parecía una auténtica prostituta. Una cosa que también me dió muchísimo morbo fué ver el movimiento de sus pechos cuando comenzó a succionar cada vez más rápido el miembro de su hermano, aunque sin duda lo mejor fué ver como recibía toda la leche sobre su cara y pechos. Después de ver esto me dirigí rápidamente al servicio y me hice una paja de escándalo, recuerdo que me metí tres o cuatro dedos a la vez.

No me dió tiempo ni a llegar a mi habitación : de repenté, y por sorpresa, aparecieron ante mí mis amigos, desnudos y hablando entre ellos, pillándome allí sentada (en la taza del wc) con las piernas abiertas y el tanga totalmente bajado. Me quedé helada, y mis amigos por supuesto también. No articulé palabra durante unos segundos, además, ¿qué coño les iba a decir?, no tenía excusa, claramente se veía que me había estado masturbando, se me notaba mogollón.

Mi amiga Eva se decidió a entrar, y su hermano también lo hizo. Ella, con una pícara sonrisa me dijo...
-Sabes Nuria,te hemos oido llegar
No contesté nada debido a mi nerviosismo y a continuación Juanje, me dijo...
-Te lo has pasado bien...?
Poco a poco me fuí tranquilizando y comenzaron a salirme las palabras.
-Si...mmm...me lo he pasado muy bien
No olvideis que la situación era realmente embarazosa, ya que yo seguía allí sentada en el wc, y con el tanguita en los tobillos. Ellos, afortunadamente, supieron llevar muy bien la situación y no me pusieron en ninguna situación comprometida ni nada raro. Al cabo de unos minutos, mi amiga Eva se sentó sobre el bidet (estaba justo enfrente mía), su hermano se fué de nuevo a la habitación y nos quedamos allí las dos solas. Nos pusimos a hablar sobre cosas tontas y empecé a darme cuenta de que no paraba de mirar hacia mi coño. No es que me incomodara pero me resultaba raro.
Me levanté y me subí el tanga, esto no lo había podido hacer antes porque con su hermano delante me daba corte, ya que durante los segundos que estuve de pié subiéndomelo para arriba me hubiese visto el chocho al completo...

-Bueno Eva, me voy a mi habitación", le dije.
Sin embargo, ella me siguió, iba detrás mía y parecía como si quisiese decirme algo y no se atreviera...
-Nuria, quisiera que hablasemos de mujer a mujer sobre algunas cosas", me dijo
-Muy bien Eva...
Entonces, Eva se sentó junto a mí y me dijo :
-Mira, sé que estas un poco...mmm...cortada por lo de antes...
-Cortada y sosprendida...
-Si ya me lo imagino...
Luego ella me conto,que lo lleva haciendo ya tiempo con su hermano y que aparte de una prima de ellos que ya lo sabia,yo era la unica de sus amigas que los habia visto.
A continuacion me dijo...
-Oye,me ha parecido ver que te estabas masturbando no...?
-Pues...si...si que lo hacia...lo siento
-No,no tienes que preocuparte,soy tu amiga y puedes confiar en mi.
-Te gustaria que te diese un consolador que tengo...?
-No se Eva...

Dicho y hecho. Mi amiga a los pocos minutos volvió con una caja que contenía en su interior una gran polla de plástico. Me miró y sonriendo dijo :
-Supongo que no hace falta que te explique como vá...!". ,
Obviamente no tenía mucha complicación aquello, así que le devolví la sonrisa y cogí el consolador con la mano y me puse a mirarlo y a tocarlo...
-Te gusta el tacto que tiene,Nuria...?".

-Sí Eva, hay que ver, si parece hasta de verdad...
La cuestión es que yo realmente estaba deseando probar ese artefacto asi que mi amiga me dejo sola y se fue a su habitacion.
A los pocos segundos, tenía medio consolador metido en el coño. Comencé además a fantasear con que mis amigos me observaban y me veían masturbándome, y me imaginé a Juanje viniendo hacia mí con el rabo en la mano y a Eva masturbándose y tocándose los melones. Los pensamientos más obscenos pasaban por mi cabeza, y más cachonda me ponía pensando en que esa misma polla de plástico se la había metido mi amiga por el coño... y seguramente por el culo.

Estuve masturbándome durante un buen rato, y sobre las cinco me quedé dormida. Fué entonces, al poco de estar dormida, cuando unas manos empezaron a recorrer mi cuerpo suavemente y me desperté, sin embargo seguí haciendome la dormida porque realmente no sabía como reaccionar. La luz estaba apagada, sin embargo, al abrir un poco los ojos disimuladamente, observé la silueta de mi amigo Juanje, completamente empalmado y tocándose la polla. Eran las manos de mi amiga las que me acariciaban, dedicandose especialmente a mis pechos y a mi pubis. Aun no me había metido mano en el coño, pero sabía que no tardaría mucho en hacerlo. Entonces, no pude aguantar más y abrí los ojos, y miré a mi amiga. Ella simplemente me sonrió y me dió a entender que me quedase quieta y me dejase hacer.Juanje por su parte estaba a uno o dos metros acariciándose sus partes y mirando como su hermana me magreaba las tetas.

Mi amiga, entonces, se tumbó encima mía y acercó su boca a mi teta derecha, y comenzó a succionar mi pezón. Lo hacía muy lentamente, y a la vez me metía mano por todo el cuerpo. A mí me excitaba mucho ver aquellas dos tetazas colgando,y cuando se inclinaba hacia mí y las pegaba a mi cuerpo...uff....eso sí que me gustaba, era una situación maravillosa. Yo por mi parte estaba deseando acariciarla a ella pero no me decidía, sin embargo ella fué la que me dió a entender que quería que yo actuara y me puso en la boca una de sus tetas. Saqué mi lengua y empecé a darle lametazos en la aureola y en el pezón, ¡que sensación más maravillosa chupar unas tetas!, de verdad, jamás pensé que me iba a gustar tanto. A ella también le debió gustar ya que me decía, con voz de viciosa...
-Asi Nuria...mmm...chupamelas...que placer...
Así que yo, totalmente lanzada, aceleré el ritmo de mis lametazos y empecé a pasar mi mano derecha por su espalda, bajando posteriormente a sus macizos muslos y cachetes del culo.
-Mira Juanje" (le dijo a su hermano, a la vez que éste se masturbaba viendonos)
-Mira como me come las tetas Nuria, mira lo bien que lo hace y lo excitada que está...
-Si Eva...oouuhh...ya lo veo...
Yo pasaba de una teta a la otra, rápidamente, dedicándo especial atención a los pezones. Estuvimos así un rato, y luego ella se puso con la cara entre mis piernas y acercó la lengua a mi zona más íntima. Aunque pareciera mentira,
-¡¡Mi amiga estaba a punto de comerme el coño!!.

Juanje,cada vez se acercaba más a nosotras, y no tardó mucho en poner una de sus manos en mis pechos a la vez que seguía pajeándose. Comenzó a hacerlo muy lentamente y con dulzura, sin embargo poco a poco fué haciendolo de manera más brusca... se le notaba completamente excitado y a mí eso más caliente me ponía.
Cuando estaba a punto de acercar su boca a mis tetas, su hermana lo llamó y le dijo...
-Mira Juanje, le estoy chupando el coño a Nuria,mira como lo tiene...
Entonces él se puso a la altura de su hermana y yo cerré los ojos...¡era increible el placer que mi amiga me proporcionaba en el coño!. Nunca nadie me lo había comido de esa manera, seguramente al ser ella una mujer sabía como debía hacerlo.
Juanje, al poco de ver esto, no se pudo contener y, acercándose de nuevo a mí, me llenó completamente las tetas de caliente y espesa leche. Fué entonces cuando yo misma llevé su polla hasta mi boca y se la limpié, hacíendole una buena mamada. Noté como a su hermana le excitaba ver esto, ya que nos miraba a la vez que metía su lengua lo más dentro de mi coño que podía.

Juanje cerraba los ojos de gusto, se había puesto encima mía con las piernas abiertas y me estaba follando la boca. Me la tragaba todo lo que podía y también dediqué tiempo a sus cojones, que por cierto los tiene bastante gordos.Eva dejó de mamarme el chocho y se puso a observar como su hermano me la metía en la boca. Me había corrido un montón de veces en su boca, y se acercó a nosotros sin parar de masturbarse y acercó su boca a la mía, lamiéndole los cojones a su hermano y el trozo de polla que sobresalía de mi boca.
Hubo un momento en el que Juanje me la sacó por completo y Eva aprovechó y rápidamente se puso a morrearme. Él se pajeaba y a la vez me sobaba las tetas, al igual que mi amiga. Luego,Juanje acercó de nuevo la polla a mi cara y se la comimos entre las dos.
Que morbazo ver la polla de Juanje desde tan cerca entrando en la boca de su hermana, y ver como ésta, con cara de putón, me la acercaba a la boca para que yo también la lamiera. También me encantó sentir como su lengua se unía a la mía y como, a la vez, no paraban de tocarme las tetas y me pellizcaban los pezones.

Cuando su Hermano estaba a punto de correrse,le dijo :
-Juanje, llénale la cara de leche, quiero ver de cerca como le dejas el rostro manchado de semen...
Yo, al escuchar estas palabras, comencé a lamer cada vez más rápido el cipote de Juanje, e incluso yo misma me pellizcaba los pezones de lo cachondísima que estaba. Eva cogió de la mesita de noche el consolador y empezó a metérselo y a sacárselo del coño con gran rapidez, sin parar de decirle a su hermano...
-Córrete en su cara...mmm...córrete en su cara...
El, medio cerrando los ojos de placer, decía...
-Sí, Eva, voy a correrme en la cara de Nuria, nuestra nena, nuestra amiga, voy a correrme yaaaa..".

Menuda cantidad de leche soltó, jamás había visto cosa parecida. Aunque claro, debido al morbo de la situación era normal, ya que yo le había comido la polla y había visto como nosotras dos nos enrollábamos y su hermana me comía el coño. Pues eso, que acabé con la cara llena de leche e incluso algunos salpicones cayeron sobre mis tetas, mi cuello, mi pelo...
Eva acercó su boca a la mía y nos dimos un dulce y cálido morreo, ¡esto si que fué morboso!, ella pasó su lengua por toda mi cara recogiendo el semen de su hermano y luego nos morreamos compartiendo el rico manjar.Juanje se sentó y nos miraba alucinado. Yo agarraba a mi amiga de la cabeza, para que no se apartara, ya que me encantaba la sensación de morrearla y sentir como nuestras lenguas se unían, a la vez que sentíamos el sabor del semen que era de su propio hermano.

Una cosa que yo deseaba con locura era comerme el chocho de mi amiga, que si os dais cuenta yo aún no había probado. Así que yo misma le pedí a mi amiga...
-Anda Eva,dejame que yo ahora te coma el chocho
-De acuerdo,Nuria...cometelo todo
Se tumbo en la cama boca arriba,y le abri las piernas todo lo que pude.Cada vez que
lo recuerdo, se me moja el coño. Sí, me puse a comerle el coño a mi amiga, aunque parezca una locura, ¡y no veas a ella como le gustaba...!

-Si Nuriaaa...aaauuuhhh...chupalooo...mmm...
Ella se puso a gemir y no se calló hasta que su hermano le puso el pollón en la boca. Me esmeré todo lo que pude ya que quería proporcionarle el máximo placer, y a los pocos minutos empecé a sentir en mi boca el flujo caliente de ella.
Recorrí su coño centímetro a centímetro, explorando hasta el último rincón. De repente, noté unas manos agarrándome el culo y cogiendome por detrás de las tetas : era Juanje Estaba claro, no podía aguantar, tenía que follarme, y yo la verdad es que también lo deseaba...
-Vamos Nuria,dejame que te la meta...
-Claro Juanje...adelante metemela toda entera
Levanté un poco mi cuerpo hacia arriba y quedé a cuatro patas en la cama, esperando ansiosa que el rabo de mi amigo entrase en mi húmeda vagina. Menos mal que no tardó y, por fín, comenzó a introducir con mucha delicadeza su miembro en mi interior.
-Si...aaauuuhhh...toda para ti...Nuriaaaa...
-Asi Juanje...asi...madre miaaaa...que vergaaa...

Notaba como los cojones de el.golpeaban en mi coñito cada vez que me la metía, y cada vez lo hacía más rápido y con más fuerza. Empecé a gemir tanto de placer que mi amiga, para que no se me escuchara, me agarró la cabeza poniéndome la boca en su coño y obligándome a lamerlo...
-Vamos Nuria...sigue chupandomelo...
Juanje me magreaba el cuerpo con sus manos sudorosas a la vez que no paraba de follarme, y a veces miraba a su hermana y le decía
-Mira como me la follo, mira como me follo a la guarra de nuestra amiga...
-Pues...aaahhh...sigue haciendolo...hermanito...mmm...
A mí la verdad es que este tipo de vocabulario me ponía aun más cachonda, y totalmente eufórica...
-Juanjeee...sigueee...aaauuhh...sigue...metiendomelaaa
-Si...aaahhh...Nuriaaaa...oouuhh...que chocho tienes....
Yo comencé a decirle a Juanje que me follara más fuerte y rápido. Yo seguía con la lengua en el coño de Eva, que estaba más encharcado que una piscina. No paraba de correrse...
A mí y a mi amiga ya no nos salían ni las palabras, estábamos casi en otro planeta.
Juanje me sorprendió bastante, ya que aguantó follándome más tiempo del que yo había imaginado, y cuando estaba a punto de correrse me la sacó y se puso a cascársela en mi cara, o sea sobre el coño de su hermana...y se corrio...
-Evaaaa...mmm...Nuriaaaa...aaauuhhh...me corroooo
De su polla comenzó a brotar un precioso chorro de leche que yo intenté recoger al completo en mi boca, aunque cayeron bastantes goterones en el coño de su hermana. Cuando le dejé limpia su polla, me dispuse a hacer lo mismo con el coño de mi madre y le limpié la leche a base de lametazos.
-Bueno Nuria,te ha gustado...?
-Ya lo creo Eva...mmm...si ha estado fantastico...
-Si chicas...ufff...menudo polvo hemos echado los tres...

Los tres nos quedamos un rato hablando en la cama, y luego lo hicimos de nuevo.Al acabar,nos quedamos dormidos.Desde aquella noche lo hemos vuelto a hacer alguna que otra vez pero ya hace dias.

Sin embargo yo estoy deseando volver a repetirlo...y creo que ellos también.

Bueno,aqui teneis otra historia.Espero que os guste como las otras.Ya se que la protagonista no soy yo pero,alguna vez tenia que dejar que fuese otro.En proximos relatos,tambien os contara mi hermano una de esas aventuras que tuvimos.Sin mas,se despide vuestra amiga hasta otra proxima aventura...chao.

domingo, 16 de agosto de 2015

DESPEDIDA DE SOLTERA

Mi hermana me hecha de la fiesta de despedida de mi hermana y termino en casa de mi tía siendo penetrada por mi primo…
Hola mi nombre es Magdalena, actualmente tengo 19 años recién cumplidos, soy la menor de 7 hermanos, pero en casa solo vivimos los tres menores y Noé de 23 Rubén de 20 años, yo mis padres ya que los demás ya están casados.
Todo esto paso hace casi un año, me faltaban solo un par de semanas para cumplir los 18.


Mi hermana Elizabeth había organizado una pequeña despedida de soltera para mi hermana Ruth quien se casaría en unos días, para eso había invitado a unas amigas y contratado a un stripper, mis padres se habían enterado de esto y mi madre que conocía a mi padre para evitarse problemas le advirtió a mi hermana Elizabeth que cuando empezara la función me enviara a casa.

Yo estaba molesta por esto, le insistí a mi hermana que me dejara quedarme al fin con no decirle a mama bastaba, pero Elizabeth se negó.
Sali y camine un rato mientras se me pasaba el disgusto, no quería ir a casa todavía, no debían ser mas de las 3:00 de la tarde ya que la fiesta habia empezado a eso de la 1:00, entonces pensé en ir a casa de mi tía hermana menor de mi padre.

Mi tía es viuda por lo que vive con su hijo mayor, cuando llegue me recibió Juan (el hijo de mi tía, quien por ese entonces andaría por los 34 años) Juan dijo que mi tía no se encontraba en casa, pero que si quería podía esperarla, como no tenia otra cosa que hacer acepte la oferta.
Juan me dijo que estaba terminando unos informes, pero que encendiera la T.V para que no me aburriera.

Después de varios minuto me dieron ganas de ir al baño, y me levante para ir, no sabia que Juan estaba ahí, pensé que estaría en el estudio, asi que abrí la puerta sin llamar, y vi a mi a mi primo con la verga en la mano orinando, me quede paralizada viendo su verga la cual me parecía enorme, media al menos 12 pulgadas, Nena(que es como me dicen en casa de cariño) Nena…Nena, escuche la vos de Juan que me llamaba para que reaccionara, mire a Juan sin decir nada, entonces el camino hacia a mi al tiempo que se subía los pantalones.
Para entonces yo excitada y sorprendida no sabia que hacer si gritar o salir corriendo ya que era la primer verga que veía y nunca me imagine una escena como esa.

Cerré la puerta y corrí a la sala, era la primer verga que veía y aunque me sentía avergonzada con Juan, también me habia gustado lo que habia visto.
Pensé en irme a mi casa, pero creí que antes debía disculparme con Juan, el se habia encerrado en su habitación llame y Juan me dijo que pasara, Juan estaba recostado en su cama, me acerque un poco sonrojada y sin mirarlo directamente a los ojos y le dije:
Sabes quería disculparme por lo que paso hace un momento.

En eso algo llamo mi atención el pantalón de Juan parecía una tienda de campaña, era su pene que luchaba por salir, parecía que habia algo con vida propia ahí puesto que no dejaba de moverse, entonces antes de que pudiera reaccionar Juan me tomo del brazo, me asuste he intente apartarlo mientras le decía que me soltara, no te hagas ambos sabemos la verdadera razón de porque estas aquí dijo el, no, no se de que hablas le dije, por favor suéltame, esto no esta bien, ya veras lo que esta bien y lo que no dijo el

Me tomo de las caderas y me empezó a besar, al principio opuse resistencia pero poco a poco me fui cansando y me deje llevar, luego se quito los pantalones y la camisa, solo quedo en calzoncillos y entre forcejeos logro desnudarme a mi también.
Luego me tiro en la cama y se quito el calzoncillo que era lo único que le faltaba, y casi de inmediato me empezó a lamer mi concha y yo solamente gemía de satisfacción.

Entonces el me dijo que se la mamara y como no podía hacer otra cosa lo empecé a hacer luego el dijo que me la iba a meter y antes de que pudiera oponer resistencia clavo su enorme tronco en mi conchita, pegue un gran grito pues además de que aun era virgen lo habia hecho muy fuerte y el empezó con su mete y saca terriblemente rápido.
Yo me movía intentando aminorar el dolor, pero justo cuando empezaba a disfrutarlo, el me dijo, que me la quería meter por atrás pero yo le dije que no quería que la tenia muy grande y que si casi me rompía en dos por delante por detrás me iba a matar.
Pero el no me dio tiempo ni de moverme cuando me volteo y me puso en cuatro patas y me lo metió de un solo golpe.

Yo al principio grite de dolor pero después me acostumbre.
Luego me dijo que se iba a venir y que quería venirse en mi culo a lo cual yo accedí y entonces sentí su leche caliente sobre mi.
Luego me la volvió a meter en mi concha a lo cual yo no daba mas pero luego me dijo que se iba a venir en mi y asi lo hizo.

Entonces me dijo:
De ahora en adelante yo voy hacer el único que te la meta, me has entendido, de ahora en adelante vas ha hacer mi putita, y a partir de ese día me folla cada vez que quiere a la menor oportunidad.