lunes, 1 de junio de 2015

Mi extraña familia

Cuando mi padre salio de la carcel, mi madre ya habia dispuesto como viviríamos a partir de entonces. Habia adecuado un pequeño cortijo de la familia, donde viviríamos solos. Yo entonces, con siete años, era la menor de la casa, y no sabia muy bien que habia ocurrido. Mis hermanos, de ocho y doce años, tampoco hablaban de ello. Casi no nos acordábamos de el.

Mi padre enseguida se descubrio como lo que era, un borracho violento que habia matado a otro tio que, en aquel momento, era el chulo de mi madre. Los arrabales de las grandes ciudades hay veces que ofrecen imágenes asi. Mi madre era puta, y nos tuvo a nosotros tres, al pequeño de mis hermanos y a mi con el, y a mi hermano mayor con otro hombre.

Mi madre se habia reformado, y no ejercia. Su familia tiene mucho dinero, y ella era la oveja negra, metida siempre en drogas y de puta. No les parecio mala idea dejarles una granja que no se explotaba para perdernos de vista. La granja y la casa quedaban a diez quilometros del pueblo mas cercano, por lo que estariamos casi siempre solos. Creo que ellos esperaban que nos matasemos unos a otros.
Enseguida empezaron los problemas. Mi padre se emborrachaba casi todos los dias, algunas veces junto con mi hermano mayor, al que animaba a beber. Mi madre les acompañaba algunas veces para no discutir con el. Preferia estar borracha tambian.

Mi padre se emborrachaba y terminaba hablando de mujeres, a gritos, con todos en el cuarto de estar. Contaba lo mal que lo habia pasado en la carcel, pero le decia a mi hermano lo que se estaba resarciendo, mientras se tocaba el paquete y miraba a mi madre, riéndose. Mi hermano tambien reia, borracho. La situación se repetia casi todos los dias.
El cabron de mi viejo decia que, después de follarse un monton de culos, le costaria cansarse del conejo de mi madre. Decia que le preocupaba mas mi hermano mayor, que enseguida pediria hembra para montar, y que tendríamos un problema. Tambien decia que, por otro lado, asi no habia riesgo de que me dejara preñada algun criajo de mierda a mi. Dudaba de que yo fuera virgen, y le preguntaba a mi madre si era seguro que yo no me habia dejado estrenar.

Yo le decia que no, pero mi hermano le dijo que habia oido entre los crios del barrio que yo me abria de piernas. Era verdad que poco antes de irnos me enrolle con un tio. Yo tenia siete u ocho años, y el tio 11. En mi barrio enseguida te follaban. Estabamos todo el dia en la calle, y teniamos ganas de probarlo todo. Este mismo tio habia desvirgado a una amiga mia, y le habia gustado mucho, por lo que me lie con el. No llego a metermela ni nada. Solo se la toque un poco y se me puso encima, pero a oscuras totalmente, y siendo yo tan cerrada, no hubo forma.....
Mi padre, cuya borrachera iba en aumento, dijo que en aquella casa el unico macho por ahora era el, y que no queria que nada me ocurriera. Dijo que follar era muy bueno, pero que por ahora no era nuestro momento. Le dijo a mi madre que igual si que era el momento de contarnos algunas cosas. Mi madre, muy borracha, se reia casi inconsciente. Nos pregunto a los tres sobre sexo. Le pregunto a mi hermano si ya se la pelaba. Mi hermano le dijo que si, que se la pelaba todos los dias, pero que ya empezaba a tener ganas de montar a una mujer.

Mi otro hermano dijo que a el se le ponia tiesa, pero que no sabia correrse. Se habia pajeado junto con mi hermano, pero no sehabia corrido. Yo le conte como me tocaba el conejito. Nos habia dado vino a todos, y estabamos muy borrachos. Le dije que me daba cosquillas. Todos se rieron.
Nuestro perro, Atila, tambien estaba con nosotros. Se lamia las pelotas mientras yo le acariciaba, sentada en la alfombra. Yo le miraba sin ninguna malicia, incluso cuando su verga empezo a aparecer por la funda peluda que la protegia. Mi padre le alabo los huevos en voz alta, y dijo que era difícil que un tio los tuviera tan gordos. El habia visto a cientos de tios en bolas en la carcel, y pocos los tenian tan gordos. Añadio que seguro que Atila tenia muchas "semillas" alli dentro. Nos conto que en la follada el macho deja semillas en la hembra. Yo habia visto a Atila montando a perras, y tambien como se quedaba enganchado, pero no me imaginaba que las personas tambien lo hicieran. Totalmente borracha, le pregunte a mi padre al respecto.

Empezo a reirse y me aclaro la situación. La polla de los perros tenia un bulto al final, y los hombres no. Me dijo que nos iba a enseñar la polla, para que vieramos una de adulto, pero que tenia que ser un secreto de familia. Acto seguido se bajo pantalones y calzoncillos, dejando a la vista su polla y huevos. Yo se la habia visto muchas veces, pero nunca fijándome asi. Me parecio mucho mas grande que las de mis hermanos, que les habia visto mear muchas veces, y los huevos tambien me parecieron raros, porque le colgaban mucho.
Seguimos bebiendo, y nos propuso que nos desnudaramos todos, para que realmente fuera un secreto de familia. Nos parecio bien, y enseguida estabamos todos en bolas. Mi hermano mayor mostraba, muy cortado, una gran empalmada. Mi padre le dijo que tenia buena polla, y que se le veia sana, que no se cortara por empalmarse, que seguramente el tambien lo haria. A mi madre la habiamos dejado tumbada en el sofa, inconsciente, mientras los demas estabamos desnudos por la sala.

Mi hermano pequeño tambien se empalmo, cosa que fue recibida con aplausos por los otros dos. Lucia un pequeño pene como un dedo, pero muy duro, sin ningun pelo ni nada, y no tenia casi huevos. Mi padre nos dijo que podiamos hacer lo que quisiéramos, siempre que no metiéramos sus cosas en la mia. El se la metia a mi madre, pero era diferente. Me dijo que me abriera de piernas, sentada en el sofa, para que vieran bien mi rajita. Los tres miraron, y mi padre incluso me la abrio un poco con los dedos. Me produjo un escalofrio como los que me producia yo, pero mas intenso. Inmediatamente le bajo las bragas a mi madre, dejando su coño al aire, y nos dijo que miraramos las diferencias.

Yo nunca lo habia visto asi, tan cerca. Presentaba una raja con unos labios enormes, muy oscuros, con muchos pelos tambien negros. La entrada de la vagina aparecia inflamada. Mi padre, pasándole el dedo por la raja, dijo que estaba asi porque antes se la habia metido, y nos enseño su dedo humedo, diciéndonos que esa era su semilla, que todavía la tenia alli.
A esas alturas los tres presentaban unas erecciones imperesionantes, y a mi padre ya le habia empezado incluso a babear un poco, con liquido preseminal. Se la pajeo y nos dijo que nos iba a enseñar lo que no teniamos que hacer. Se situo entre las piernas de mi padre y empezo a follarla, delante nuestra. Nos insistia en que miraramos la clavada, para apreciar como se dilataba, diciéndome a mi que mi coñito era igual, que me entrarian las pollas sin problemas.

Mi hermano mayor habia empezado a pelársela, mientras veia la escena. Mi padre se levanto entonces, sacándole el rabo sin ningun cuidado a mi madre, y se la ofrecio. Le dijo que ella estaria encantada de desvirgarle. Dijo que le apetecia mucho meterla, y que lo haria. Se situo entre sus piernas. Yo estaba alucinando, por la borrachera y por ver a mi hermano a punto de metersela a mi madre. Empezo a dar culadas sin control, por lo que mi padre le agarro la polla y se la llevo al agujero. Gimio cuando noto que entraba. Dijo que se sentia como nunca, y empezo a moverse despacio, como le indicaba mi padre. Nos miro a los pequeños, que miramos la escena a corta distancia, y nos pregunto si queriamos pasarlo tan bien nosotros tambien.

Nosotros dijimos que si al unísono y nos acercamos. Mi padre me echo en el suelo y comenzo a acariciarme la rajita. Le decia a mis hermanos que se fijaran en como hacerlo. Me tanteo con el dedo en la entrada de la vagina, y dijo que era verdad que era virgen. Dijo que tenia que acostumbrarme despacio, que mi madre tampoco habia tenido asi el coño siempre. Le dijo a mi hermano pequeño que se tendiera de espaldas en el suelo, y a mi que me sentara en cuclillas sobre su pilila. El dedo de mi padre era mas gordo que su polla, asi que cuando situo el pequeño capullo en la entrada y me indico que fuera bajando, casi no sabia que era lo que me presionaba.

Cuando habia metido un centímetro o asi empeze a notar que ya no se abria mas, una tensión enorme. Mi padre me dijo que era la "puerta", que una vez pasada me gustaria mucho. Me tenia que meter los seis centímetros que le media. Yo dije que me dolia, pero entonces me paso por el conejo la mano con mucha saliva, y volvio a poner la pollita en su sitio. Entro de golpe la mitad, y yo note como me rompia por dentro. Me arquee hacia detrás, y mi hermano dio un respingo, momento en que me penetro entera. Notaba un calor intenso dentro, pero no pude sacármela. Enseguida empeze a notar un cosquilleo, mientras me acostumbraba al pene de mi hermano. Dijo que sentia gusto en los huevos, y algo extraño, y gimio un monton. Mi hermano me habia echado su primera leche dentro.
Me la saco rapido, cosa que me dolio. Mi padre me dijo que abriera las piernas, y mostre una rajita un poco abierta, con la entrada de la vagina tambien dilatada. Dijo que a partir de ahora ya podrían entrarme rabos de todos los tamaños, incluso mas grande que el suyo. Mi hermano mayor seguia tirandose a mi madre en la misma postura, y mi padre le dijo que le diera el relevo, que me trabajara un poco y me entraria, pero que queria terminar dentro de mi madre.

Mi hermano se la saco y vino hacia mi. Su polla me parecia mas grande que nunca. Tenia algun pelo encima de la verga, y un capullo muy abultado. Me dijo que me iba a gustar mas que la del menor, que me lo haria con cuidado. Mi padre nos dijo que cambiaramos de postura, que tambien daba mucho gusto. Nos dijo que a cuatro patas era muy bueno. Enseguida ofrecia mi conejo y mi culo a mi hermano, que se situaba detrás diciendo que le gustaba mucho como los perros. Note como su verga buscaba mi entrada y como apretaba. Enseguida me entro, muy despacio. Mi hermano bufaba, diciendo que era muy estrecha. Cuando vio que el capullo desaparecia dentro, dijo que ya casi estaba, que tenia dentro la cebolleta, que el resto iria solo. Y poco a poco note como sus pelotas chocaban con mi pubis. Toque la clavada y note que tenia toda su pirula dentro. Mi hermano anuncio su corrida, diciendo que no aguantaba mas. Solo me dio una enculada y se corrido a lo largo de toda mi estrecha vagina. Cuando me la saco mi rajita brillaba por el semen que me salia, y ofrecia la entrada totalmente abierta. Mi padre se la saco a mi madre y me dijo que iba a intentar hacerme gozar.

Me dio miedo su tamaño, de unos veinte centímetros, y bastante gorda. El doble que mi hermano mayor. Mientras me tumbaba de espaldas me metio un dedo dentro, diciendo que si, que era estrecha, pero que estaba lubricada con las dos corridas. Su rabo venia bien lubricado, asi que no habria problemas. Yo era delgadita, asi que su verga encima mio casi me atravesaba medio cuerpo. Cuando empezo a frotármela por la rajita parecia mi brazo tocándome por alla abajo, del tamaño que presentaba. Coloco su cebolleta en la entrada. Era menos abultada que la de mi hermano, aunque luego la polla era muchísimo mas gorda. Note como mi conejo le acogia despacio. Sudaba y bufaba, diciendo que se le estaba desgarrando el rabo, pero que me iba a dar gusto, por sus cojones. Cada milimetro que avanzaba parecia que me estaba abriendo en dos. Cuando note sus huevos en mi carne, supe que quedaba poco por meter. Cuando la tuve dentro entera no se me veia debajo de el. Su culeada fue lenta, dejándome que me acostumbrara. Yo tuve mi primera corrida, y aguante que el terminara dentro durante algunos instantes. Cuando se salio, mi conejo estaba totalmente dilatado, casi como el de mi madre, y el semen me humedecia parte de las piernas.

Mi hermano dijo que iba adormir muy bien, con las bolas descargadas, y mi padre añadio que no sabia si yo tambien, con ese monton de semen dentro. Todos nos reimos. Yo dormi muy bien.
Seguimos haciendolo siempre, de esto hace treinta años. Yo me quede preñada enseguida, con doce años. No se cual de los tres es el padre. Mi madre tambien se quedo preñada. Cada vez nos cerramos mas a los vecinos, de tal manera que no tenemos ningun trato con ellos.

La saga familiar ha continuado, y mi hija, con 14 años, ya esta preñada tambien. La desvirgo mi padre, diciendo que iba a ser una tradición familiar, pero quien mas se la tira es mi hermano menor. Ha terminado teniendo una gran verga, de casi 25 cms, y todos los dias le echa un par de polvos. Espero que tenga un niño, que estoy un poco cansada de tener siempre solamente estas tres pollas, mientras que los conejos han ido a mas.